Loading...

CONTROL DEL ESTRÉS ANTES DEL EXAMEN, CLAVE DEL ÉXITO

Llevamos varios meses estudiando, y se aproxima la fecha de examen. Aumenta la presión y el estrés por la responsabilidad que asumimos al jugarnos nuestro futuro y el esfuerzo de estas últimas semanas a una prueba objetiva pero probablemente injusta, pues no valora en toda su amplitud las capacidades profesionales de los opositores, sino únicamente la capacidad de evocar conocimientos relacionados con una minúscula parte de nuestras habilidades en un tiempo limitado.

Con estos precedentes es muy fácil caer en el estrés excesivo que supone el afrontamiento de una situación desagradable donde nos sentimos evaluados como profesionales, y eso influye de manera demoledora en nuestra capacidad de reflexión, concentración y raciocinio, dinamitando las posibilidades de EVOCAR los conocimientos que hemos adquirido durante el estudio.

Muchos son los alumnos que tras un examen me confiesan que iban bien preparados, pero se pusieron nerviosos y fallaron en algunas preguntas por no leer bien, por no subrayar, por no seguir la estrategia de afrontamiento del examen que recomendamos en nuestros programas.

Controlar estos nervios es clave, y aquí entran las técnicas de relajación que debemos practicar durante las semanas previas al examen para aplicarlas el día de la prueba.

Persona meditando en un bosque
Meditación al aire libre

 Según la Clínica Mayo En general, las técnicas de relajación implican centrar la atención en algo que te calme y aumente la conciencia de tu cuerpo. No importa qué técnica de relajación elijas. Lo que importa es que trates de practicar la relajación regularmente para cosechar sus beneficios.”

Por lo tanto, una de las claves de las técnicas de relajación es ser constante y entrenarlas. Forma parte del aprendizaje de cara a una oposición y se nos olvida practicarla y consolidarla.

A modo de ejemplo, os dejamos las que desde la Clinica Mayo nos proponen:

  • Relajación autógena. Autógeno quiere decir que viene del interior de uno mismo. En esta técnica de relajación, se usan tanto la visualización dirigida como la consciencia corporal para reducir el estrés.

Se trata de repetir palabras o sugestiones en tu mente que te ayuden a relajarte y reducir la tensión muscular. Por ejemplo, puedes imaginar un ambiente tranquilo. Luego puedes centrarte en relajar tu respiración, desacelerar el ritmo cardíaco, o sentir las diferentes sensaciones físicas, como relajar individualmente cada brazo o pierna.

  • Relajación muscular progresiva. En esta técnica de relajación, debes centrarte en contraer suavemente y luego relajar cada grupo muscular.

Esto puede ayudarte a que dirijas tu atención a la diferencia entre la contracción y la relajación del músculo. Podrás ser más consciente de las sensaciones físicas.

Uno de los métodos de relajación muscular progresiva consiste en contraer y relajar los músculos de los dedos de los pies y progresivamente ir subiendo hasta el cuello y la cabeza. Es mejor hacerlo en un ambiente tranquilo sin interrupciones. También puedes comenzar por la cabeza y el cuello e ir bajando hasta los dedos de los pies. Contrae los músculos durante aproximadamente cinco segundos, luego relájalos durante 30 segundos, y vuelve a repetir.

  • Visualización. En esta técnica de relajación, puedes visualizar imágenes mentales que te trasladen a un lugar o situación tranquila y relajante.

Para relajarte usando la visualización, intenta incluir todos los sentidos que puedas, como el olfato, la visión, el sonido y el tacto. Si has imaginado el océano para relajarte, por ejemplo, piensa en el olor del agua salada, el sonido de las olas al romper y el calor del sol en tu cuerpo.

Puedes cerrar los ojos, y concentrarte en tu respiración y en el momento presente evocando pensamientos positivos.

Tampoco olvidemos el poder que la música tiene sobre nuestro estado de ánimo. Todos tenemos unas canciones que nos generan “buen rollo” y nos suben la autoestima, nos sacan una sonrisa, y hacen que inevitablemente subamos el volumen de los altavoces. De camino hacia el examen, esas canciones fetiche son las que debemos escuchar y cantar como si nadie nos escuchara… dos de las mías son éstas, pero lógicamente cada cual tenemos nuestras preferencias….

REM – Losing my religion
The Cranberries – Zombie

Por último recordad que cierto nivel de tensión bajo y controlable es apropiado durante el examen, pues nos permite aumentar la atención y la concentración en el objetivo, de manera que bloquear farmacológicamente es arriesgado (personalmente lo desaconsejo) y en su lugar debemos trabajar, entrenar y poner en práctica las técnicas que hemos visto. 

Un paso más hacia la plaza. ¡A por ella!

……………..

Referencia: https://www.mayoclinic.org/es-es/healthy-lifestyle/stress-management/in-depth/relaxation-technique/art-20045368

Por Isidro Manrique

Diplomado en enfermería. Alférez enfermero reservista en el ejército de tierra (BRILAT). Enfermero en cuidados intensivos con 14 años de experiencia. Ha sido responsable de Acción Sindical de SATSE CS durante 9 años, miembro del Comité Ejecutivo Provincial y Autonómico durante 6 años. Autor de www.elenfermerodelpendiente.com. Actualmente desarrolla su actividad en la UCI del Consorcio Hospitalario Provincial de Castellón.

Isidro Manrique Ortiz, enfermero de cuidados intensivos en el Consorcio Hospitalario Provincial de Castellón, miembro de la SEEIUC. Docente y coordinador de oposiciones en CEISAL. Coordinador y docente en programas FORUCI. Docente en EVES y docente diferentes Máster de UCV y UEV. Tutor alumnos enfermería en prácticas CEU-UCH y UJI. Experiencia en Enfermería Militar (Alférez Enfermero) en la Brigada de Infantería Ligera Aerotrasportada (BRILAT). Dilatada experiencia en tribunales de oposiciones en diferentes administraciones sociosanitarias. Autor del blog elenfermerodelpendiente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*
*