Loading...

LO QUE YO HICE Y ME FUNCIONÓ PARA GANAR MI PLAZA

Fue allá por el 2008 cuando conseguí mi ansiada plaza fija y con ella la estabilidad profesional y personal que tanto deseaba. En aquella ocasión eran 2 plazas de funcionario las que salían y a las que se presentaron unas 400 personas. Los números son fáciles…1 plaza para cada 200 aspirantes. Ojo, no veas esto como una vacilada de “mira si soy listo” sino todo lo contrario… con lo cortito que soy conseguí ganar la plaza, así que no es tan complicado y si yo pude, sin duda que tú también lo lograrás

Muy listo no soy, pero tenía una ventaja con respecto al resto de opositores… mi as en la manga… mi arma secreta… SOY MUY CABEZÓN ,según mi mujer estaría entre las 3 personas más cabezonas del mundo (para lo bueno y para lo malo) 😅

Como siempre digo ,la plaza no la gana el más inteligente sino quien más se lo curra y para currártelo tienes que ser muy cabezón e ir a por todas. Aquel concurso constaba de 3 exámenes, el primero tipo test, a los 15 días uno a desarrollar (siempre que hubieras aprobado el tipo test) y por último un caso práctico (si habías aprobado el examen a desarrollar). Esto complicaba (y mucho) las cosas, ya que tenías que estudiar para el tipo test y para el de desarrollar sin saber si ibas a aprobar el primero o no

Recuerdo que cuando acabé el primer examen salí con muy malas sensaciones y pensando “con todo lo que he estudiado y lo mal que me ha salido el examen” justo en ese momento, en los típicos corrillos post-examen escuché la tan manida frase de “Qué fácil era el examen, yo porque no he estudiado suficiente, pero a poco que lo hubieras hecho, era para sacar un 10”. Y con esas me fui para casa cabizbajo y de muy mala leche con la sensación de haber perdido el tiempo estudiando…

Cual fue mi sorpresa cuando salieron las notas, al ver que de los 400 aspirantes que nos presentamos sólo habíamos aprobado el primer examen unas 30 personas y la nota más alta, creo recordar que fue un 5,8. Moraleja número 1: No te fíes de lo que diga la gente, el examen siempre es fácil para quien no ha estudiado

En mis clases de preparación de oposiciones en CEISAL suelo contar algún truqui de los que a mi me funcionaron en aquella ocasión. Esta claro que cada persona es un mundo y lo que sirve para uno no le sirve para otros, pero bueno, a veces hay algo que puede servir de ayuda, así que allá van los consejos del abuelo cebolleta a la hora de enfrentarte a un examen de oposición

Acercaos que el abuelo cebolleta os va a contar sus batallitas…


1.Practica la técnica de tipo test

Ya lo vimos en la entrada “Como el carné de conducir”, si el examen va a ser tipo test… hínchate a hacer preguntas tipo test. Es muy importante dominar la técnica y para ello, nada mejor que hacer muchas preguntas. Mejor si fallas las preguntas, siempre recordarás más aquella pregunta que fallaste que la que acertaste de chiripa

Machaca la técnica del tipo test

Tan importante es saber hacer preguntas tipo test como realizar simulacros de examen. En estos simulacros aprenderás a dosificar el tiempo, a contestar bajo presión, saber hasta donde arriesgar o si es mejor dejar esa pregunta en blanco


2.Lo que tengas que memorizar, déjatelo para el final

Van a haber escalas de valoración, leyes y otras movidas que no te va a quedar más remedio que memorizar como un lorito, vomitarlo el día de la OPE y mandarlo a la papelera de reciclaje de tu cerebro nada más entregar el examen. Es una tontería que empieces a memorizar estas cosas porque en 2 o 3 días lo habrás olvidado

Lo que a mí me funcionó fue hacerme esquemas y tablas que iba guardando en la carpeta “De memorieta” para memorizar cuando ya estuviera cerca la fecha del examen y ya estuviera a velocidad de crucero estudiando a tope


3.Olvídate de las habladurías y fija tu propia fecha de examen hasta que salga la fecha oficial

En el EIR no hay problema porque se sabe con mucha antelación la fecha del examen, pero con las oposiciones, la cosa cambia. En el momento que empiezas a preparar una OPE se pone en marcha la maquinaria de las habladurías: “Se comenta que…” “Los sindicatos han dicho que…” “Seguramente el examen será para…” olvídate

Moraleja número 2: No te fíes de lo que diga la gente (Parecida a la moraleja número 1 ¿verdad?)

Lo que a mí me funcionó fue planificar mi estudio para una fecha X en que yo me fijé y pensaba que podría ser el examen. Si lo haces así pueden pasar dos cosas:

Fija tu propia fecha de examen hasta que salga la fecha oficial

  1. Que el examen sea antes con lo que te tocará apretar el culo (por eso te recomiendo que no fijes esa fecha para demasiado adelante)
  2. Que el examen sea después de la fecha que tú te has fijado. Perfecto, tienes tiempo para una segunda vuelta o una tercera

4.Esto es una carrera de fondo

Una de las cosas más complicadas es coger el ritmo de estudio. Si empiezas muy fuerte acabarás abandonándolo al tercer mes y si te lo coges con demasiada calma nunca te va a ir bien ponerte a estudiar

Lo suyo es tratar de hacer cada día algo relacionado con la oposición, aunque sean 5 preguntas tipo test. Dicen que cuando haces algo durante 21 días creas un hábito y así, el día 22 si no has hecho algo relacionado con la OPE te sentirás mal. También dicen que eso de los 21 días es un bulo, pero como nos interesa creérnoslo nos lo creemos y punto, así que… a crear el hábito de estudiar

Piensa que cualquier cosa que hagas, por mínima que sea, ya estás haciendo más que el que está mirando La Casa de Papel o el que todavía no ha abierto el libro. No te olvides que esto es una competición y gana quien más entrena

Así que, por hoy yo creo que ya está bien.. otro día seguiremos con truquis, consejos y recursos que te puedan ayudar a conseguir esa dichosa plaza. Espero que todo esto sirva para dos cosas: que consigas esa puñetera plaza y que me invites a una birra para celebrarlo


By PABLO SÁNCHEZ

Pablo Sánchez (@PauMatalap). Enfermera de la Unidad de Críticos del Hospital Provincial de Castellón. Máster en Atención Integral al Enfermo Crítico y Emergencias por la Universidad de Barcelona. Máster en Salud Digital. Socio de la Sociedad Española de Enfermería Intensiva y Unidades Coronarias (SEEIUC). Docente en CEISAL. Co-director académico y docente en FORUCI. Docente en diversos Másteres Universitarios. Editor del blog «Enfermería Tecnológica»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*