Loading...

DÍA MUNDIAL DE LA DIABETES

El 14 de noviembre, se celebra el Día Mundial de la diabetes, fecha en la que se conmemora el nacimiento de Frederick Banting, cuyas investigaciones junto con Charles Best, condujeron al descubrimiento de la insulina en octubre de 1921

Dada la creciente incidencia de la diabetes en el mundo, en el año 1991 se instituyó este día con la finalidad de visibilizar esta patología entre la población para transmitir el conocimiento de sus causas, síntomas, tratamiento y complicaciones

La diabetes es una de las enfermedades no contagiosas más frecuentes del mundo. En España afecta a casi 6 millones de personas. Los datos recogidos por las encuestas nacionales de salud reflejan una tasa de cerca de 8 de cada 100 personas.

Esta enfermedad crónica puede presentarse bajo diferentes formas, aparece cuando el páncreas no secreta suficiente insulina o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce

Destacan la diabetes mellitus tipo 1, caracterizada por una deficiencia absoluta de insulina y más frecuente en menores de 25 años, y la diabetes tipo 2, cuya característica principal es la hiperglucemia y resistencia a la insulina que presenta una mayor incidencia en personas mayores de 40 años

Con el tiempo, la diabetes puede dañar el corazón, los vasos sanguíneos, los ojos, los riñones y los nervios

  • Los adultos con diabetes tienen un riesgo de dos a tres veces superior de presentar un infarto de miocardio o un accidente cerebrovascular
  • La neuropatía diabética en los pies, junto con la reducción del flujo sanguíneo, aumenta el riesgo de presentar úlceras e infecciones que, en última instancia, pueden requerir una amputación
  • La retinopatía diabética, que se debe a la acumulación con el tiempo de lesiones en los capilares de la retina, es una causa importante de ceguera (causa el 2,6% de los casos de ceguera en el mundo)
  • La diabetes es una de las principales causas de insuficiencia renal

Por ello, debido a la alta morbilidad que se asocia a esta patología, es muy importante visibilizarla y promover la prevención de esta tanto en población general como en los profesionales sanitarios de atención primaria, principales profesionales en contacto directo con la población y la educación para la salud

Es importante conocer y transmitir los signos y síntomas más comunes de esta patología que nos puede ayudar a detectarla de forma temprana, síntomas que facilitan su detección gracias a las 4P:

  • Polifagia: dado que la glucosa no entra en las células, estas mandan el mensaje de necesidad de glucosa lo que genera sensación de hambre continua
  • Poliuria: el exceso de glucosa que se acumula en tu sangre no puede filtrarse al ritmo esperado por los riñones con lo que el exceso se excretará en la orina
  • Polidipsia: debido al aumento de micción existe mayor riesgo de deshidratación y pérdida de líquidos con lo que se genera esta sensación aumentada de sed
  • Pérdida de peso no buscada: dado que la glucosa no entra en las células aparece una pérdida calórica que acaba provocando pérdidas de peso

Estos cuatro síntomas están relacionado con la incapacidad de entrada de glucosa en las células debido a la falta o resistencia de la insulina. De este modo la glucosa permanece en sangre sin seguir sus circuitos normales.

Es importante tener en cuenta que las personas con sobrepeso u obesidad tienen un riesgo añadido de padecer diabetes tipo 2 conforme vayan aumentando de edad, por lo que es necesario prestar más atención a estos síntomas en estos pacientes y potenciar los programas de prevención primaria para disminuir la aparición de esta patología

Para ello podemos seguir los siguientes consejos

  • 🍎🥦 Comer frutas y verduras en cada comida . Este tipo de alimentos aportan hidratos de carbono de absorción lenta y tienen fibra, lo que ayuda a la sensación de saciedad. 
  • 🌾 Equilibrar las fuentes de proteínas favoreciendo las proteínas de origen vegetal presentes en legumbres, frutos secos y cereales integrales. 
  • 🍔 Evitar el consumo excesivo de grasas saturadas y las grasas trans
  • 🥤 Reducir el consumo de hidratos de carbono simples y evitar las bebidas con azúcar
  • 🚭 Eliminar el tabaco y evitar el alcohol. El consumo de estas sustancias aumenta el riesgo de diabetes, además de presentar muchos otros efectos perjudiciales para la salud.
  • 🚶 Realizar actividad física a diario. Evitar el sedentarismo es fundamental para llevar una vida saludable. La falta de actividad física suficiente contribuye al sobrepeso y a generar resistencia a la insulina, mientras que unos hábitos de vida activos contribuyen a mantener bajo control los niveles de glucosa en sangre. Se recomienda un mínimo de 30 minutos de ejercicio de intensidad moderada al día.

Si quieres actualizar tus conocimientos sobre la diabetes, sus métodos de diagnóstico, tratamiento y complicaciones, puedes hacerlo con nuestro curso de Formación Continuada de Cuidados de Enfermería al paciente diabético dirigido a los profesionales de enfermería

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*