Loading...

¿ESTÁS PENSANDO EN PREPARARTE UNA OPOSICIÓN?

Tu mente siempre te recuerda lo malo, lo difícil, lo negativo. Recuérdale tú a ella tu grandeza, tu pasión y tu fortaleza»

Jorge álvarez camacho

Por circunstancias de la vida (o sea, mi amigacho Isidro que me lía y yo que no sé decir que no) ya llevo varios años embarcado como profe en CEISAL preparando a compañeras (y compañeros) para que consigan su ansiada plaza fija. Igual que hacemos en la academia, a lo largo de estos meses vamos a acompañarte por aquí, publicando una serie de posts para que puedan servirte de ayuda a la hora de enfrentarte a este colosal reto

Vaya por delante que no soy psicólogo, pedagogo ni nada por el estilo. Tan solo soy una enfermera que consiguió en su día una plaza fija, que te va a contar algunos truquis/consejos que a mí me funcionaron en su día y acercarte algunos recursos interesantes para conseguir tu propia plaza. Si yo lo pude conseguir… Imagínate lo que puedes hacer tú


La plaza cuesta…

Durante todos estos años, me he dado cuenta que a todo el mundo nos encantaría tener nuestra soñada “plaza fija” que nos aporte estabilidad laboral, económica y poder conseguir esa conciliación familiar de la que tanto se habla. Pero claro, como decía la profesora de la serie de TV “Fama” allá por los 80 (los millenials buscadlo en Google): “Buscáis la fama plaza, pero la fama plaza cuesta, pues aquí es donde vais a empezar a pagar: con sudor

Conseguir una plaza en una oposición no es fácil, pero tampoco imposible. En clase siempre digo lo mismo : ”si yo lo he conseguido que soy un tarugo imaginad vosotr@s”. Eso sí, yo tengo una ventaja sobre el resto del mundo…QUE SOY MUY CABEZÓN. Y ahí está el quid de la cuestión

La plaza no la consigue el más inteligente, ni la que tiene los mejores apuntes, ni el que está apuntado a la mejor academia (aunque eso ayuda😜), al final la plaza la acaba consiguiendo quien más se lo curra


No busques excusas, busca la meta

Otra cosa de la que me he dado cuenta es que, a la hora de empezar a preparar una oposición, lo primero que hace la mayoría de la gente (yo también lo hice en su día) es ¿Preparar el temario? ¿Organizarse los horarios? No, lo primero que hace alguien que se va a enfrentar a una oposición es buscarse una buena excusa que sirva en caso de que las cosas no salgan como uno espera y se empiezan a oír frases como:

  • Yo es que acabo de terminar la carrera y no tengo puntos de experiencia
  • Yo es que, entre los turnos y los niños no tengo tiempo para estudiar
  • Yo vengo a la academia para que me lo deis todo masticadito porque no tengo tiempo de estudiar
  • Las pocas plazas que hay, seguro que ya están todas dadas

Como he comentado antes, la plaza cuesta, pero el resultado merece la pena…y mucho. No vas a ser millonaria, pero todos los meses te ingresarán la nómina, ya no tendrás que ir dando tumbos entre contratos de 2 meses, 15 día o una semana y podrás formarte en aquello en lo que estás desarrollando tu trabajo, porque ¿De qué sirve hacer un Máster de paciente crítico si acabas trabajando en Oncología?

Tenemos que evitar buscar excusas y centrarnos en la meta, obsesionarnos en conseguir esa dichosa plaza. Ya descansaremos cuando la hayamos conseguido, o no… (yo pensaba que no iba a tocar un libro después de ganar la plaza y aún no he parado de estudiar/formarme)

Preparar unas oposiciones es lo mismo que preparar una maratón, con la diferencia que en este caso no la vamos a preparar para acabarla o hacer un buen tiempo. En este caso tenemos que estudiar/entrenar para ganar esa maratón. Se trata de ser esos keniatas que se separan del grupo casi al principio y llegan en solitario a la meta o Kilian Jornet cuando llega a meta sonriendo y saludando después de zamparse 180 kms corriendo por esas montañas. Seguramente, a estas alturas estés pensando “Ufff eso es imposible” ¿Ves? Ya estás buscando excusas…

No sé si habrás preparado alguna vez una maratón. Yo he corrido unas cuantas y ya te digo yo que entrenando dos meses no la acabas (y mucho menos ganarla). Es una carrera de fondo que requiere su tiempo, planificación, buena alimentación y mucha organización para compaginar los entrenamientos con tu día a día. Lo más duro no es el día de la carrera sino todo el entrenamiento hecho en los meses previos

Es muy importante que te olvides de todos los exámenes que has hecho hasta la fecha (Instituto, Universidad, etc…). Esto no se trata de un examen sino de una competición. Aquí no se trata de hacerlo lo mejor posible sino de sacar un 10. Que sí, que es muy difícil sacar un 10, pero no imposible. Si vas a por el 10, tal vez te quedes en un 9,5, pero si vas a por el 6 te quedarás en un 5 “pelao”

Por otra parte, tenemos que olvidarnos de aquello de “aprobar la oposición”. En nuestra cabeza, aprobar es sacar un 5 y tú no quieres un 5, quieres un 10, quieres ser la mejor nota. No se trata de aprobar la oposición sino de “ganar la plaza”

Así que…obsesiónate con esa plaza, elimina todas las excusas de tu cabeza, organízate, ponte cómod@ y… AL LIOOOOOOO


By PABLO SÁNCHEZ

Pablo Sánchez (@PauMatalap). Enfermera de la Unidad de Críticos del Hospital Provincial de Castellón. Máster en Atención Integral al Enfermo Crítico y Emergencias por la Universidad de Barcelona. Máster en Salud Digital. Socio de la Sociedad Española de Enfermería Intensiva y Unidades Coronarias (SEEIUC). Docente en CEISAL. Co-director académico y docente en FORUCI. Docente en diversos Másteres Universitarios. Editor del blog «Enfermería Tecnológica»


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*