Loading...

Semana Europea de la Vacunación

La Semana Europea de Vacunación es una iniciativa de la Región Europea de la
OMS para resaltar la importancia de la vacunación para prevenir ciertas
enfermedades infecciosas y para conmemorar los éxitos alcanzados con los
programas de vacunación en la promoción de la salud de la población

Este año la Semana Europea de Vacunación será del 23 al 30 de abril

Todos los años supone una fecha relevante y una semana a destacar, pero este año cobra más importancia que nunca en nuestras vidas

En el contexto epidemiológico actual, queremos recordar la historia de las vacunas y los principales hitos gracias a los cuales, el fin de esta pandemia de la covid19 está más cerca que nunca

Nos remontamos a 1798 cuando en Inglaterra el cirujano Edward Jenner publicó un texto tras más de 25 años de investigación en el que explicaba cómo la inoculación de fluido de las pústulas de viruela bovina inmunizaba a los humanos de adquirir la variante humana. Comenzó así el final de una enfermedad siendo el 8 de mayo de 1980, el día en el que la XXXIII Asamblea de la OMS aceptó el Informe final de la Comisión Global para la certificación de la erradicación de la viruela

A partir de este momento, diversas enfermedades como la poliomielitis pudieron ser controladas y fueron evitadas muchas muertes y morbilidades

El desarrollo de la vacuna contra la covid19 ha suscitado diferentes opiniones y controversias a las que debemos responder con el respaldo de la mayor evidencia científica disponible

Tal y como menciona la Agencia Española de medicamentos y productos sanitarios (AEMPS), el desarrollo de vacunas es sumamente complejo y supone una media de entre cuatro y siete años. Con la vacuna frente a la COVID-19, la comunidad científica con el apoyo de los Estados de todo el mundo, lo han logrado en un plazo de tiempo de menos de un año, sin que ello comprometa los estándares habituales de calidad, seguridad y eficacia. Nos encontramos ante una situación sin precedentes que ha acelerado de manera exponencial la llegada de la vacuna

Actualmente, las agencias de medicamentos de todo el mundo, incluida la AEMPS, han potenciado los sistemas de vigilancia acerca de cualquier reacción adversa que pueda producirse, para compartir, analizar la información y tomar las medidas que fueran necesarias manteniendo la relación favorable entre sus beneficios y sus riesgos potenciales

Como profesionales sanitarios y como población que debe unir sus fuerzas para terminar con esta pandemia, debemos tener claro que:

  1. Las vacunas salvan vidas, cuando se alcanzan altas coberturas de vacunación frente a una enfermedad se produce una importante disminución en el número de personas infectadas
  2. Las vacunas son seguras y efectivas, se utilizan en la población solamente tras una evaluación muy exhaustiva
  3. La vacunación es un derecho básico incluido en el Sistema Nacional de Salud 
  4. Los brotes infecciosos realmente suponen una amenaza importante
  5. La vacunación es una medida coste-efectiva, con grandes beneficios para la salud de la población

Los avances en investigación biológica han permitido identificar en muchos casos las proteínas que permiten que el virus infecte y se multiplique en las personas. En la situación actual hay varias vacunas disponibles llamadas vacunas de “ARN mensajero”, esto ha sido posible gracias a la identificación de la proteína S (spike o espícula) responsable de la infección por el Sars-Cov-2. Dichas vacunas contienen esta proteína, que puede aislarse del virus, producirse a nivel de laboratorio, o introducir su secuencia genética en un vector (por ejemplo, un mRNA) que lo expresará cuando vacunemos al individuo. Estas vacunas no contienen el virus completo y, por tanto, nunca van a producir la enfermedad COVID-19 que causa este patógeno

Así, cuando una persona recibe la vacuna, el sistema inmune reconoce esta proteína viral como un agente extraño y produce una respuesta de anticuerpos y de células citotóxicas específica frente a la proteína S. Si una persona vacunada se infecta después, antes de que el virus pueda multiplicarse a gran nivel para causar una enfermedad clínica, los anticuerpos y las células citotóxicas generados por la vacuna se unen a la proteína S del virus bloqueando la infección y evitando la enfermedad clínica


Coordinadora programa EIR. Grado en Enfermería por la Universidad de Valencia. Máster en Urgencias y Emergencias por la Universidad CEU Cardenal Herrera. Profesora asociada del departamento de Enfermería de la Universidad de Valencia. Tutora online de Formación Continuada y programas de preparación de oposiciones modalidad online en Ceisal. Coordinadora del Programa OPE GVA. Matronas y Tutora del Programa OPOSICIONES GVA, modalidad online

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*