¿Por qué los simulacros son importantes cuando se prepara el EIR?

¿Por qué los simulacros son importantes cuando se prepara el EIR?

Quiero hablaros sobre la importancia de los simulacros en la preparación de una prueba como es el EIR.

En primer lugar debéis pensar en el examen del EIR, con mentalidad de deportista de alto rendimiento, de alta competencia.

Para poder llegar bien preparado a la prueba, el deportista se irá entrenando poco a poco, consiguiendo más fondo, mejores marcas, mayor preparación para conseguir ser el mejor. Porque en el examen del EIR, no basta con aprobar, hay que conseguir la mejor posición posible para poder tener la opción de elegir la especialidad que más te guste y el hospital que más te convenga.

Este entrenamiento debe ser progresivo, metódico, programado.

Desde la convocatoria del 2012, el número de preguntas se ha ido incrementando de 20 en 20, siendo de 210 preguntas el último examen, y 4 horas y media de tiempo. Es decir, un tiempo de 270 minutos (4 horas y media), por lo tanto viene a salir sobre 1 minuto y unos 2 segundos por pregunta.

Y esto último precisamente, es un aspecto muy a tener en cuenta a la hora de llegar, como antes decía, bien “entrenado” al examen.

Sin duda, practicar vuestra capacidad de relación tiempo/respuesta, es imprescindible para llegar con ese “entrenamiento” necesario al día del examen.

Y, ¿cómo hacerlo?

Esto se debe afrontar paulatinamente, como haría un deportista. Empezando por un número determinado de preguntas, e ir aumentando poco a poco. Yo os recomiendo empezar por exámenes de unas 80/90 preguntas, que primero podéis hacer sin tiempo límite, y posteriormente ir poniendo un tiempo similar al de la prueba real. Por ejemplo para exámenes de 80/90 preguntas, podríamos empezar con 100 minutos, que es un tiempo bastante aproximado y “redondo”.

Después ir incrementando el número de preguntas para que llegando al mes de diciembre/enero, ya próximos al examen, hagáis simulacros del número y tiempo que sea este año. Esa información la tendremos cuando normalmente a mediados de septiembre, el Ministerio saque la convocatoria de este año, y nos indique cómo será el próximo examen.

Por otro lado, el realizar simulacros te permite desarrollar la técnica adecuada para poder responder el mayor número de preguntas correctas el “gran día”. Más allá del conocimiento que hayas acumulado sobre los contenidos de las materias del EIR, hay preguntas que puedes llegar a responder bien si conoces la técnica adecuada. Y esta técnica es la que se aprende a base de realizar simulacros, que si además están tutorizados por alguien con experiencia, la rentabilidad que obtendréis será mucho mayor.

Por todos estos motivos quiero insistir en la conveniencia, de utilizar los simulacros como una herramienta necesaria, que os permita llegar al día del examen, con la mejor preparación para ser los “campeones”.

¡Mucho ánimo!

Daniel Andrés
Gerente de Desarrollo de Negocio - Ceisal
DUE con más de 30 años de ejercicio. 20 años enfermero en UCI. Gran experiencia docente en Enfermería: Universidad de Valencia, CEU, Colegio de Enfermería de Valencia, EVES. Autor de diversas obras en el ámbito de la enfermería.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR