Cómo hacer un horario para estudiar el EIR

Cómo hacer un horario para estudiar el EIR

Después de unas semanas sin haber aparecido por clase el otro día pude observar un cambio bastante notable en la mayoría de vosotros: os vi más implicados en la preparación del EIR. En la época en la que estamos, el estudio para el EIR puede verse afectado, bien porque alguno de vosotros habéis empezado a trabajar y otros estáis saturados de todo el año. Con el fin de evitar que vuestras situaciones personales os desvíen de la ruta marcada desde el principio que es el ESTUDIO, he creado unos posibles horarios, para que poco a poco vayáis estableciendo una rutina de estudio del EIR, que como ya dije anteriormente es imprescindible para conseguir plaza. Estos horarios veréis que están adaptados, según si estáis trabajando o no, y además está adaptado a cada turno para los que estáis trabajando. Además, vais a encontrar una serie de elementos comunes en todos ellos que son: dormir entre 8 y 10 horas, para que estéis descansados al día siguiente y poder asimilar todo lo aprendido durante el día, combinar el estudio y trabajo con actividades que os gusten, y hacer descansos constantes. Puede parecer obvio, pero es importante que tengáis en cuenta todas estas pautas para ser lo más producticos posible, y sacar todo el rendimiento a las horas que dedicáis a estudiar el EIR. Y como una imagen vale más que mil palabras, aquí os dejo un esquema de estos horarios, y un enlace para que los podáis descargar, imprimir, ¡y tener siempre a la vista! Y como siempre, si tenéis compañeros/as en la misma situación y creéis que les puede interesar,...
Mi Mayo del 2010… vuestro Mayo del 2015

Mi Mayo del 2010… vuestro Mayo del 2015

Como muchos sabéis hace unos años estuve exactamente en la misma situación que vosotros… me planteé la preparación del EIR de forma seria para conseguir mi plaza de enfermera residente. Digo “seria” porque el mismo año que acabé la carrera decidí presentarme al EIR para “probar”, quería ver cómo era el examen, si de verdad era tan difícil, pesado e imposible, la verdad es que los rumores tienen algo de verdad…aunque se equivocan en algo fundamental, NO es IMPOSIBLE. ¿Y qué me llevó a prepararme el EIR…? Siempre comento que el motivo fundamental fue la VOCACIÓN; siempre había querido ser matrona, pero sin embargo, no fue el único motivo. La incertidumbre laboral por la que actualmente está pasando la enfermería ya lleva instaurada bastantes años, hace mucho tiempo que las promociones recién acabadas no tienen la oportunidad de trabajar ni siquiera los meses de verano y el éxodo a los países de la UE cada vez es mayor. Mi experiencia profesional tras acabar la enfermería había sido escasa, el primer verano trabajé dos meses y mi bagaje por unas cuantas residencias de ancianos y un contrato de un año a media jornada en una residencia de enfermos mentales me hicieron aún más querer tener un futuro laboral mejor, en dónde pudiera ser reconocida, con horarios y carga de trabajos coherentes sin esa sensación de pensar… ¿y tanto esfuerzo y tanto estudio para esto? La residencia se me presentó como una muy buena salida profesional, podría realizar lo que siempre había querido ser, tener un sueldo mensual con mis vacaciones a elegir (¡y en verano!), el tener acceso directo al...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies